Entradas

Mostrando entradas de mayo, 2011

Brazadas

Imagen
Si yo estuviera en medio del mar… Empezaría a pensar… hasta encontrar un motivo que me impulsara a seguir vivo. Y por cada motivo que encontrara daría una brazada hacia adelante, si es que hay un adelante cuando uno está en la inmensidad del mar. ¿Qué podría motivarme a sobrevivir? Veamos… …volver a ver a mis padres y decirles, de una vez, que los quiero. Una brazada. …decirle a mi esposa lo mucho que la amo, aún cuando no se lo demuestre por temor a parecer sensiblero. Dos brazadas. …ir al parque con mis hijos y terminar todo adolorido de tanto jugar al fútbol. Tres… …reunirme más seguido con mis amigos, en vez de reunirme tanto con mis papeles de trabajo. Cuatro… …moler a golpes al capitán de ese barco que confundió una roca con una nube de niebla. Cinco… … aprender a tocar el piano como siempre quise. Seis… …ver esa película que tanto me hizo sonreír, y ésta vez sí reírme a carcajadas. Siete… …empezar a comportarme como un hombre y llorar cada vez que realmente lo necesite, no hacerme el tipo …

Las vías del destino (2ª parte)

Imagen
Valiant permaneció dos horas mirando fijamente el celular apoyado en la mesa. No se atrevía siquiera a abrirlo. Era el celular de ella, cuyo nombre aún no sabía, pero ese detalle en ese momento no le importaba. Tener ese teléfono era como estar frente a ella… y ponerle las manos encima le parecía un sacrilegio. Sin embargo, sabía que también era una oportunidad, una excusa para hablar con ella. Pero, ¿cómo haría para devolverle el celular si ni siquiera era capaz de sostenerle la mirada por más de dos segundos? Finalmente eligió la opción más simple y cobarde de todas. Al día siguiente ella encontró en el asiento que solía ocupar su teléfono celular. Por supuesto que su sorpresa fue enorme, pero aumentó al abrir la tapa del aparato y descubrir una notita: “El destino me llamó… pero no tuve el valor de responder así que, con un gran dolor, le devuelvo el teléfono…” Ella leyó la nota, la guardó en su bolsillo y se sentó en su butaca habitual. Durante gran parte del trayecto se mantuvo son…