topbella

lunes, 20 de febrero de 2017

Influencias (Parte I)


Prólogo
Habíamos ingresado en la penumbra. Mis pasos era aún más silenciosos que de costumbre, pensando no solo en mantener el factor sorpresa conmigo sino también en el hecho de que él tenía una revólver.
Aún no me recobraba de la terrible verdad que no había querido ver. No podía terminar de creerlo. ¿Cómo era posible que un día fuera mi mejor amigo y dos
días después  se ocultara en un edificio antiguo con un revólver listo para matarme en cuanto me viera? ¿Tanto lo habían cambiado en esa… comunidad?
Respiré hondo y entré a la sala principal, con el corazón en un puño.
-1-
Mi nombre es Lira y para empezar debo decir que todo comenzó con una canción en un pequeño concierto y con la invitación de un grupo de personas para reunirse frecuentemente a escuchar música de ese grupo que a todos les gustaba.

Al principio todo fue muy normal. Reuniones, café o cerveza y música de esa banda. Alex, mi mejor amigo desde hace más tiempo del que puedo contar, también asistía a esas reuniones, e incluso me llevó algunas veces, y debo admitir que no noté nada extraño al comienzo.

lunes, 27 de junio de 2016

La búsqueda



Tuvo la noche una sed antigua. Porque en esa ciudad, una de las tantas metrópolis llena de ciudadanos comunes que van de lado a otro apurados sin verse siquiera la cara, allí había un habitante diferente a todos. Se llamaba Demian, le gustaba caminar durante el día pero era en la noche donde se sentía libra, fundiéndose con la oscuridad. Aunque tenía el cabello de color blanco, y aunque su apariencia no superaba los treinta y cinco de edad pero en realidad tenía doscientos años... porque Demian era un vampiro.
Cómo correspondía, sus sentidos físicos, fuerza y velocidades superiores a los humanos, pero no era eso lo que lo separaba de otros vampiros. Tenía dos rasgos que lo ayudaban en su búsqueda.
El primero era su decisión totalmente personal e irreversible de alimentarse exclusivamente de sangre que provenga de criminales sin posibilidad de redención o de una persona moribunda. Solo de esas víctimas y ninguna otra.
El segundo rasgo que lo caracterizaba era un poder extrasensorial que le permitía saber si una persona podía ser una posible víctima y de qué tipo. Al pasar junto a alguien potencialmente idóneo, sentía un cosquilleo en la nuca y veía en su mente la memoria de esa persona y captaba el detalle exacto que le permitía clasificarla como criminal o agonizante, dependiendo de la imagen, que podía ser desde un asesinato para consumar un robo hasta un diagnostico médico irreversible. Todo ocurría en apenas segundos: sentir el cosquilleo, ver las memorias y decidir.

Entonces actuaba.

martes, 15 de diciembre de 2015

Sol del olvido



Había una vez una ciudad… o al menos eso creo. La cuestión es la siguiente: no se puede visitar esa ciudad dos veces sin asombrarse, así que la segunda vez no se está realmente seguro de que es la misma de la víspera. Yo mismo tuve que verla tres veces, y recién antes de recorrerla por tercera vez tuve la idea de escribir todo para corroborar que no estaba volviéndome loco. He aquí mi relato:
“Me encuentro en la ciudad de Preterición, al menos eso me dijeron cuando pregunté mi ubicación actual. Lo primero que me llamó la atención al salir a caminar luego del desayuno es el ánimo alegre de todas las personas que encontraba en mi camino. Recorriendo las calles de la ciudad noté que frecuentemente tanto niños como adultos se señalaban unos a otros cosas que a mí me parecían normales, como una vitrina, un árbol, un edificio antiguo. Era extraño el nivel de sorpresa que se veía en todos, parecían extremadamente felices de ver cada cosa de su entorno. Este fenómeno se repitió todo el día hasta que el sol se ocultó. Mientras cenaba en un restaurante noté que los camareros tenían problemas para recomendar algún plato especial, todos decían que acababan de empezar ese día a trabajar pero que todo parecía delicioso, al menos a la vista. Así que decidí pedir una simple tarta de verduras y no complicar al confuso camarero. Sin embargo todos los comensales elogiaban los platos diciendo que era la primera vez que los probaban pero que sin duda lo repetirían nuevamente. Otra vez ese ambiente de sorpresa continua. He llegado a la idea de que esta ciudad parece muy alegre, pero algo no termina de cerrar en mi cabeza. Me siento confundido y bastante agotado por ver tanta energía y admiración a mi alrededor, así que tal vez una noche de sueño me ayude. Mañana veré que trae el amanecer.”
Ese fue mi tercer día en la ciudad. Afortunadamente lo tengo anotado, de lo contrario me habría vuelto loco. Porque ahora, al anochecer del cuarto día aquí, finalmente pude entender el misterio.

You can replace this text by going to "Layout" and then "Page Elements" section. Edit " About "

Mi foto

Me encanta escribir tanto como leer. Sueño con editar un libro y viajar por todo el país. Me gustan los animales, crear páginas de internet y blogs.. Creo en los ángeles. Me encanta el cine, especialmente con el actor Johnny Depp. .