Iniciación



Ayer, 21 de Septiembre fue Mi día del estudiante.
Estaba con mi tutor recorriendo las calles en el patrullero cuando no llamaron de forma urgente: una financiera acababa de ser asaltada. ¡Tan temprano! Apenas 08:30hs (realmente el crimen no conoce de horarios ni descanso). De inmediato nos dirigimos hacia el lugar de los hechos, justo a tiempo para ver como los dos asaltantes salían disparados en una motocicleta. Sin siquiera respirar iniciamos una persecución que nos llevó hasta un barrio catalogado como peligroso. Los ladrones descendieron del vehículo y nosotros hicimos lo mismo.
Apenas cerré la puerta del auto cuando una bala silbó junto a mi oreja. Enseguida se inició el tiroteo.
Aún ahora no estoy seguro de cuanto duró esa lluvia de balas, pero se interrumpió cuando vimos caer a uno de los asaltantes. Por un terrible momento   creí haberlo matado, pero, afortunadamente, comenzó a moverse. El otro sospechoso optó por entregarse y se echó al suelo. En ese momento llegaron los refuerzos. Con infinito cuidado nos acercamos y apresamos a los criminales.
Mientras el resto de los efectivos buscaba el dinero robado nosotros regresamos a la comisaría, llevando a los detenidos.
Yo pensé entonces que en pleno día del estudiante acababa de realizar mi sueño: me había convertido en un verdadero policía. 
FIN



Bookmark and Share

Comentarios

Entradas populares de este blog

Paisaje

Cita a ciegas

Mariposas de la vida